autoconocimiento psicologos granada
Cómo alcanzar el autoconocimiento
Fibromialgia
Fibromialgia
autoconocimiento psicologos granada
Cómo alcanzar el autoconocimiento
Fibromialgia
Fibromialgia
Muéstramelo todo

Cómo enfrentarse a un examen oral

Cómo enfrentarse a un examen oral

Los exámenes orales son parte principal de muchas oportunidades de aprendizaje como la universidad o las oposiciones, y en múltiples casos se encuentran entre nosotros y nuestras metas.

Es por esto que desde Psicólogos Granada consideramos que es vital que aprendas a enfrentarte a ellos de manera eficaz, para evitar que supongan un fracaso en el camino hacia conseguir tus objetivos.

Los exámenes en general pueden causar mucho estrés, hasta el punto de afectar enormemente a la ejecución, ya que para muchos suponen una evaluación de nuestro valor. Debemos mantener en mente que en ningún caso nuestras calificaciones nos definen, y evitar dar importancia a los pensamientos negativos que nos dicen que suspender u obtener una mala nota nos llevará al desastre.

Cuando nos damos espacio para aprender sin presión, buscando mejorarnos y conseguir objetivos, y evitamos ver los exámenes como un enemigo que nos hará fracasar, levantamos una gran carga de nuestros hombros que se debe a la presión autoimpuesta.

En el caso de los exámenes orales, la presión puede ser aún mayor, ya que tenemos un “testigo” de nuestro posible fracaso, que además resulta ser la misma persona que debe juzgar nuestro desempeño.

Aunque en este sentido las pruebas orales pueden provocar mucho miedo, la realidad es que esconden una gran ventaja, y esa es que nos enfrentamos a un ser humano que podrá entender si estamos nerviosos o un poco lentos al principio, con el que podemos repetir las frases un par de veces en caso de que sea necesario, y al que podemos presentarle una idea principal de manera algo más difusa e ir detallando según creemos el guion que queremos seguir en nuestra cabeza.

Estas ventajas muchas veces hacen que podamos expresar mejor lo que sabemos frente a un examen de tipo test, por ejemplo, de los que muchas veces salimos pensando que no hemos podido expresar lo que sabemos.

A continuación, vamos a presentar una serie de claves que puedes poner en práctica para mejorar tu desempeño en los exámenes en general, pero sobre todo en los orales en particular. Nuestras propuestas son:

  • Evita estudiar las horas antes del examen, o incluso el día antes si es posible. El cerebro no retendrá bien la información debido a que estás más nervioso o nerviosa y esto afectará a tu rendimiento en la prueba. Además, si en el momento ves algo que te parece no recordar, o que no te sabes, se pueden disparar tus niveles de nervios, por lo que te proponemos que dediques las horas previas al examen a actividades que te permitan despejar la mente.
  • Llega temprano al lugar del examen para tener tiempo de calmarte y centrarte. Si llegas apurado y con mucho estrés por las prisas, probablemente te llevará un tiempo calmarte que te va a restar minutos de tu examen, además te sentirá más torpe y descentrado por los nervios.
  • Evita hablar con tus compañeros del examen, especialmente si eres alguien obsesivo o nervioso, es mejor evitar el tema para entrar fresco a la prueba. En demasiadas ocasiones ocurre que, al hablar con compañeros, surgen dudas o nos damos cuenta de que no recordamos cierto fragmento del temario. Es normal y en general no debería suponer un problema si hemos estudiado y repasado bien, pero al hablarlo justo antes del examen esto puede suponer incrementar el nivel de nervios con el que nos presentamos al examen.
  • Piensa sobre que vas a hacer después de esa prueba, intenta planear algo positivo y agradable que puedas hacer nada más terminar, de manera que una vez pase te quedes con sensación de tranquilidad y no le des más vueltas.
  • Piensa en positivo, y visualízate aprobando el examen, es importante controlar los pensamientos negativos que nos puedan surgir durante la prueba. Si te pones muy nervioso debido a ellos, para un momento, analízalos, y afirma que aunque son algo posible, también es posible que todo salga bien y que tú te vas a esforzar por ello. 

En concreto, cuando se trata de un examen oral, también podemos sugerir que tengas en mente los siguientes puntos:

  • Ensaya con tus amigos o compañeros. Pueden practicar preguntándose unos a otros para que empieces a hacerte una idea de cómo desarrollarás las respuestas durante la prueba. Además, esta es una excelente forma de ponerse a prueba y repasar tras el estudio, que te permite analizar a qué partes del temario debes dedicarle algo más de tiempo
  • Vete arreglado o arreglada, y ponte algo que te haga sentir bien y que sea cómodo. Lo último que necesitas durante el examen es estar preocupado por tu apariencia o por incomodidades de las prendas que llevas. También, el sentirse bien con uno mismo ayuda a aumentar la seguridad, con lo que se reducen parcialmente los nervios.
  • Te ayudará considerar la prueba como un intercambio de información que te permite exponerle al profesor o profesora todo lo que has aprendido. Esto es más sencillo en el caso de una prueba oral, como mencionamos anteriormente.
  • Recuerda que hay pruebas con mayor o menor nivel de formalidad. Vete preparado para adaptarte a lo que se exija, pero no olvides que, en todo caso, todos los profesores son personas, y nadie desea que te vaya mal.
  • Escucha muy bien la pregunta, o incluso pide que se repita, si es necesario, es clave para sacar la máxima nota, dar una respuesta que se adecue correctamente a lo que se te ha preguntado.

Por último, te recomendamos que te pongas en contacto con tu profesor o profesora con tiempo antes de la prueba y preguntes todas las dudas que tengas. No tengas miedo de pedir que te vuelvan a explicar ciertos puntos o de tener que pedir material extra.

Ese es exactamente su trabajo y estarán encantados de ayudarte.

Además, aprovechar todos tus recursos mientras estudias derivará en mejores resultados y más tranquilidad el día del examen.

Te deseamos mucha suerte en tus futuros exámenes, y te animamos a que te enfrentes a ellos sin miedo. Recuerda que si sufres grandes dificultades para superar estas situaciones, en Psicólogos Granada estaremos encantados de ayudarte.

    Laura Hernández Pulido

    Psicóloga Sanitaria Colegiada AO05973, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

    Cristóbal Rozúa Lucena

    Psicólogo Sanitario Colegiado AO03430, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, jurídica, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

958 22 24 22
958 22 24 22
×