sindrome del impostor
Síndrome del Impostor: Detecta y Supéralo
sindrome del impostor
Síndrome del Impostor: Detecta y Supéralo
Muéstramelo todo

Amaxofobia: Miedo a Conducir y sus Tratamientos

amaxofobia

Imagen de standret en www.freepik.es.

Tipos de Fobias Relacionadas con la Conducción

La amaxofobia es el miedo intenso relacionado con conducir un vehículo.

Esta se puede dar a muchas razones, por ejemplo haber sufrido un accidente mientras se conducía o que lo haya sufrido un ser querido. Los requisitos que existen para identificar un miedo intenso como fobia son los siguientes:

  1. Que provoque miedo y ansiedad intensos en la persona
  2. El estímulo que provoca el miedo se evita o rehúye (en este caso el conducir)
  3. Este miedo intenso provoca un malestar significativo en quien lo padece

Teniendo estos aspectos en cuenta, es importante recalcar que cada persona es única y, por tanto, la misma fobia puede expresarse de maneras diferentes o con distinta intensidad dependiendo de quien la padezca.

Los tipos de fobia que podemos sufrir son los siguientes: 

  • Agorafobia: el miedo intenso a encontrarse en situaciones en las cuales la persona no puede escapar o pedir ayuda y se siente atrapado. Esto ocurre en el transporte público,  espacios abiertos y amplios o cerrados como una tienda, haciendo cola o simplemente al encontrarse fuera de casa.
  • Fobia social: miedo intenso a ser visto o juzgado mientras se realiza una actividad social como hablar en público, comer, etc.
  • Fobias específicas: miedo intenso a objetos o situaciones concretas, como es en este caso la amaxofobia, o el miedo a los perros, las agujas, la oscuridad, etc.

Los síntomas que suelen acompañar a las fobias son  de tres tipos principales:

  1. Síntomas físicos: son los que aparecen en el cuerpo de la persona como sudoración, respiración alterada, aceleración del latido del corazón, temblores, escalofríos, dolor en el pecho, sequedad de boca, mareos, dolor de cabeza, etc.
  2. Síntomas cognitivos: son los que tienen que ver con los pensamientos y emociones de las personas, como pensamientos distorsionados respecto a la situación o estímulo, estimación incorrecta o desmesurada del posible peligro que representa.
  3. Síntomas conductuales: se refieren a las actuaciones que se llevan a cabo al presentarse el estímulo fóbico, como evitación de la situación o estímulo temido, en forma de huida o evitación.

Por supuesto cada caso es único y debe considerarse como tal, teniendo en cuenta que los síntomas se expresan de manera diferente para cada individuo. Los más comunes y que tienden a aparecer repetidamente en fobias distintas son: los pensamientos desproporcionados o poco realistas ante el estímulo, la respiración alterada, la subida de la tasa cardíaca y los temblores. 

Conducir se ha convertido en una habilidad necesaria hoy en día, especialmente en las grandes ciudades, donde muchas veces nos resulta complicado llegar a nuestro destino si no tenemos transporte propio. Por ello, entendemos que la amaxofobia puede provocar especial malestar en aquellas personas a quienes impida desplazarse de manera cómoda y segura en su día a día.

No conducir puede influir en las oportunidades laborales que se nos presentan, disminuir la asiduidad con la que visitamos a nuestra familia, o imposibilitar las excursiones que nos permiten escapar de la rutina.

Por ello entendemos que es importante tener un protocolo funcional para poder asistir a aquellos que sufren este trastorno. 

El proceso de tratamiento de una fobia suele pasar por la terapia conductual, que utiliza los siguientes ejercicios:

  • Exposición progresiva a los estímulos fóbicos: de manera escalonada y teniendo siempre en cuenta las sensaciones del paciente, de manera que nunca se superen ciertos umbrales de ansiedad, para evitar en la medida de lo posible empeorar el problema.
  • Entrenamiento en técnicas de manejo de ansiedad que son aplicables tanto al problema como a otras situaciones y son valiosas para el propio control emocional del paciente
  • Reestructuración cognitiva orientada a combatir las ideas catastróficas que puedan presentar estas personas, que suelen ir unidas con las fobias y que están distorsionadas respecto al riesgo real que supone el objeto fóbico.

Para finalizar, podemos decir que la amaxofobia es una fobia específica relacionada con la conducción, que se caracteriza por el miedo desproporcionado a conducir, y que puede surgir por diversos motivos.

Es una patología que priva de independencia y como tal afecta a la vida de quien la sufre, de manera que lo más recomendado es contactar con un profesional de la salud mental. 

¿Sientes ansiedad al enfrentarte al volante? ¡No dejes que la amaxofobia limite tu vida! Nuestro equipo en Granada Psicólogos está aquí para ayudarte a superar este desafío y recuperar tu confianza al conducir.

¡Pide cita hoy mismo y da el primer paso hacia una vida sin miedos al volante!

– Canal Sur Televisión. Programa Salud al Día. «Amaxofobia: miedo a la conducción» Junio 2018. Colaboración de Granada Psicólogos. Cristóbal Rozúa

Imagen de standret en www.freepik.es

    Laura Hernández Pulido

    Psicóloga Sanitaria Colegiada AO05973, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

    Cristóbal Rozúa Lucena

    Psicólogo Sanitario Colegiado AO03430, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, jurídica, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

958 22 24 22
958 22 24 22
×