Qué es la asertividad
Mejora tu asertividad: Claves y consejos
Importancia de las normas en casa
Importancia de las normas en casa
Qué es la asertividad
Mejora tu asertividad: Claves y consejos
Importancia de las normas en casa
Importancia de las normas en casa
Muéstramelo todo

Positividad Tóxica: Cómo Superarla

Positividad Tóxica

¿Cómo Identificar la Positividad Tóxica y Adoptar una Mentalidad Saludable?

La mayoría de nosotros conocemos el concepto de positividad (capacidad para centrar nuestra atención en la cara positiva de las experiencias que vivimos, o para esperar obtener buenos resultados del futuro), sin embargo, últimamente se ha puesto de moda el término “positividad tóxica”, haciendo referencia a un tipo de mentalidad dañina o poco sana que tiende a compartirse especialmente a través de las redes sociales, pero también en la vida real. 

La positividad tóxica consiste en una falsa felicidad permanente, que niega la existencia de emociones negativas y problemas vitales.

Esta mentalidad invalida la expresión de las emociones siempre que no sean positivas, y no permite que se expresen los pensamientos relacionados con problemas, sufrimiento, dolor, etc.

Para poder tratar este tema de la mejor manera, es necesario entender la importancia de las emociones negativas y qué papel juegan en nuestra vida.

Para esto debemos saber que todas nuestras emociones son importantes, cada una tiene una función en el desarrollo de las personas, y reprimirlas no nos ayuda en ningún sentido.

La tristeza, por ejemplo, suele ayudarnos a recargar energías y a protegernos cuando estamos débiles o vulnerables, por lo general, una vez procesamos el dolor de lo que estamos viviendo, esta se esfuma.

De esa misma forma, la vergüenza nos alerta cuando hacemos algo que pone en peligro nuestra pertenencia al grupo (evitamos que se rían de nosotros, que piensen que somos peligrosos, etc…)

Y como estas, todas las emociones humanas tienen su función.

Lo realmente importante es que estas se den en el momento y la intensidad adecuados, y que no se alarguen demasiado en el tiempo.

En caso de que notemos que nuestras emociones negativas no nos abandonan, que surgen en momentos inadecuados o que interfieren con nuestra vida, es el momento de consultar a un psicólogo al respecto.

Siguiendo este hilo queremos proponer algunas ideas de frases que pueden resultar invalidantes o dolorosas para aquellos que están experimentando un mal momento.

A todos nos han respondido a una queja alguna vez con “no es para tanto”, “pero mira el lado positivo” o “tranquilízate”.

Puede que nosotros mismos hayamos utilizado estas frases intentando consolar a los demás, pero la realidad es que les estamos negando el espacio que necesitan para procesar cualquiera de las emociones que están viviendo.

Para evitar esto vamos a recomendar algunas frases que podemos utilizar cuando nuestros seres queridos no se encuentran bien y queremos apoyarlos y acompañarlos en ese momento, sin mantener actitudes dañinas.

La próxima vez que alguien comparta contigo que está sufriendo, prueba a responder con:

  • Gracias por confiar en mí/compartir esto conmigo/permitirme estar contigo en este momento
  • Lo que sientes es válido e importante.
  • Te escucho/ estoy contigo.
  • Llora si lo necesitas, es normal y te puede sentar muy bien.

Es importante mencionar hasta qué punto las redes sociales han influido en esta cultura de positividad tóxica, extendiendo ideas del tipo “tú controlas tu realidad, si quieres salir de la tristeza solo piensa en positivo”, frases que al principio pueden parecer inofensivas, pero cuando se consume contenido de este tipo de manera constante y lo utilizamos como alivio a nuestros males, puede acabar cambiando nuestra perspectiva hacia las emociones negativas.

A través de este fenómeno no solo rechazamos estas emociones, sino que además aparece el concepto de culpa.

Si pensamos en la utilidad y razón de ser de las emociones (en su función original, como mencionamos antes) nos damos cuenta de que nadie tiene la culpa de que aparezcan porque no son algo negativo en sí.

Además, en caso de que un desequilibrio emocional se convirtiera en un problema grave para la persona, afectando a su salud mental, tampoco es lógico señalar culpas: de la misma manera que no culparíamos a una persona con pulmonía por ponerse enferma, no deberíamos culpar a una persona con depresión por sufrir este trastorno, ya que ambas son afecciones de la salud, aunque una se refiere a la salud fisiológica del individuo y la otra a la salud mental.

Esta misma lógica debería seguirse respecto a la recuperación, si no le pedimos a la persona que se cure ella misma de la pulmonía, tampoco debemos pedirle que se recupere de la depresión sin ayuda externa. 

Con esto no queremos decir que la positividad en general sea dañina, mientras vaya acompañada de compasión y entendimiento de las emociones y su importancia, es perfectamente viable ser positivo sin dañar nuestra salud mental. Aquí te proponemos algunas ideas sobre cómo ser positivo de forma sana:

  • Busca las lecciones de los errores del pasado, pero no todas las experiencias malas. Hay situaciones que no son justas y ningún tipo de lección las puede justificar, como sufrir bullying o maltrato, por otro lado, sí es posible aprender de errores que nosotros mismos hayamos cometido y que nos ayuden a mejorar en el futuro.
  • Permítete sentir las emociones que vayas experimentando, manteniendo la idea de que incluso si te encuentras mal, hay facetas de tu vida que van bien, y cuando esto pase, te encontrarás mejor y podrás seguir disfrutando.
  • Sé agradecido por las cosas y personas que te hacen feliz, pero ojo, no te impongas presiones, que tengas razones por las que ser feliz, no significa que no merezcas sentirte triste nunca.
  • A raíz de ese último consejo, ten en cuenta siempre que las personas somos seres complejos, que podemos sentir muchas cosas al mismo tiempo, y no hay ningún problema en eso.

En general te animamos a que aceptes todas tus emociones como naturales y sanas, y que respetes a los demás en sus propios procesos de crecimiento, tanto si están disfrutando de estos como si están sufriendo. La aceptación de nuestras emociones puede ser complicada, y aprender a trabajar con nuestra situación requiere de mucho apoyo y trabajo.

Aprende a reconocer la positividad tóxica y adoptar un enfoque más equilibrado hacia tus emociones para promover una salud mental positiva. Contáctanos en Granada Psicólogos para obtener apoyo profesional.

    Laura Hernández Pulido

    Psicóloga Sanitaria Colegiada AO05973, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

    Cristóbal Rozúa Lucena

    Psicólogo Sanitario Colegiado AO03430, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, jurídica, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

958 22 24 22
958 22 24 22
×