Coaching
¿Qué es el Coaching?
Gestión de las relaciones personales
Gestión de las relaciones personales
Coaching
¿Qué es el Coaching?
Gestión de las relaciones personales
Gestión de las relaciones personales
Muéstramelo todo

Conciencia social

Conciencia social

Conciencia social: qué es y por qué debemos trabajarla

La conciencia social es una capacidad que tenemos las personas para percibir, reconocer y comprender los problemas o las necesidades que tienen el resto de miembros de nuestra comunidad, ya sea esta, un grupo social, una tribu, una entidad…

Esta herramienta es necesaria y especialmente útil si tenemos en cuenta que nosotros, como humanos, somos seres sociales y dependemos en parte del entorno para mantener nuestro bienestar. La conciencia social, como cualquier otra capacidad humana, es susceptible de ser desarrollada, y se puede trabajar a través del estudio de sus bases y de ponerla en práctica.

La razón por la que consideramos que es tan importante este concepto está integrado todas las interacciones que mantenemos en nuestro día a día, desde las más básicas hasta las más complejas; por ejemplo, cada vez que hablamos con un compañero de clase o del trabajo la estamos utilizando, pero también cuando oímos en las noticias que ha habido un accidente de coche en nuestra ciudad y pensamos en los allegados a los heridos.

Esto ocurre porque la conciencia social está basada en la empatía, que es la base de nuestras relaciones con los demás. Carecer de empatía nos dificultará establecer relaciones sanas y funcionales y acabará por aislarnos de nuestra comunidad, por ello, te ofrecemos algunas opciones para desarrollarla de manera eficaz:

  • Muestra interés por los demás, haz preguntas sobre su vida y mantén verdadero interés por conocer la respuesta. En este caso es importante que realices preguntas que correspondan con el nivel de cercanía que tengas con esa persona (no hacer preguntas demasiado íntimas a una persona con la que no tenemos una relación cercana) y que crees un espacio para que el otro pueda responder, dándole tiempo para hacerlo y respondiendo de manera adecuada y abierta.
  • Lee obras que incluyan mucha interacción interpersonal, como obras de teatro, de manera que puedas explorar los sentimientos y las ideas que surgen en los personajes en distintas situaciones y cómo se traducen estos en respuestas hacia la otra persona. 
  • Práctica poco a poco a interpretar lenguaje no verbal durante tus conversaciones con otros. Puedes empezar a atender a su postura, luego su mirada, su tono de voz, etc. Añadiendo cada vez más información a la interacción. De esta manera podrás ofrecer respuestas cada vez más adecuadas a la situación.
  • Por otro lado, haz ejercicios de imaginación en los que te pones en el lugar de una persona a la que le ha ocurrido X cosa, como sufrir un robo o ganar un premio. Esto te ayudará a entender un rango más amplio de reacciones. Al terminar repite las escenas en tu cabeza, pero intenta buscar una emoción distinta, por ejemplo: alguien gana un segundo premio y se siente feliz por subir al podio / alguien gana un segundo premio y siente rabia por no haber terminado primero, ya que se había esforzado mucho.

Otro concepto que vale la pena discutir ligado a la conciencia social es la conciencia de clase: la conciencia de clase se define como un concepto marxista en el que una clase se asume a sí misma como actor de un devenir histórico, asociado estrechamente al lugar que ocupan dentro de la historia.

La razón por la que este concepto se relaciona con el de conciencia social, es porque la capacidad para comprender la situación de las personas de nuestra sociedad incluye las diferencias entre distintos niveles económicos, sociales y demás.

Por ejemplo, no podemos ponernos en el lugar de alguien que sufre de pobreza si no entendemos antes las diferencias entre el estilo de vida llevan las personas de nivel económico, bajo, medio y alto, así como la importancia que tiene el dinero en nuestra sociedad actual.

Si queremos ser capaces de ponernos en el lugar de otras personas de nuestra sociedad, debemos ser capaces de comprender cuáles son los factores que les afectan, ya que en la gran mayoría de los casos los beneficios de un nivel económico medio o alto son el privilegio de no preocuparse por ciertas cosas, como de dónde sacaremos este mes el dinero para pagar nuestra casa o si podemos acceder a las medicinas que nos son necesarias. 

Por tanto, animamos a que se desarrolle una conciencia social completa, no solo en lo que concierne a las relaciones interpersonales que nos surgen en el día a día, sino también a trabajar nuestro punto de vista sobre distintos temas sociales, incluso si no nos afectan directamente. Para lograr este objetivo proponemos:

  • Lee el periódico o noticias online de vez en cuando y trata de reflexionar sobre las noticias, ¿Te parece que falta información? ¿Es empático el escritor con las personas involucradas?
  • Infórmate sobre temas que no te afecten directamente a través de personas a las que sí les afecte, escucha otras opiniones y problemáticas distintas a las que surgen en tu vida cotidiana. Si solo recibimos información de personas que se encuentran fuera de los colectivos afectados, puede que no lleguemos a entender su verdadera problemática en ningún momento.
  • Intenta abrir tu círculo de amistades a personas diversas que te aporten diferentes puntos de vista. Por supuesto, nuestros amigos son personas con las que compartimos valores, nadie sería amigo de otra persona a quien considera “malvada” o “perversa”, pero sí de personas con experiencias y estilos de vida diferentes al nuestro. 

En general te animamos a que desarrolles tu conocimiento sobre la comunidad en la que vives y las personas que la conforman, incluido tú mismo. Recalcamos que la habilidad de empatía es sumamente importante para todos nosotros, ya que las relaciones sociales en general se benefician de ella, por ello recomendamos que se desarrolle siempre que sea necesario.

Por tanto, si crees que puedes necesitar ayuda para mejorar tu conciencia social, ponte en contacto con Granada Psicólogos, estaremos encantados de ayudarte.

    Laura Hernández Pulido

    Psicóloga Sanitaria Colegiada AO05973, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

    Cristóbal Rozúa Lucena

    Psicólogo Sanitario Colegiado AO03430, más de 25 años de experiencia en psicología sanitaria, jurídica, formación en psicología y colaboraciones en medios de comunicación en la promoción de la salud mental.

958 22 24 22
958 22 24 22
×