psicologos granada bulimia
Psicólogos Granada bulimia
28 mayo, 2021
Psicólogos Granada apatía pandémica
28 mayo, 2021

Psicologos Granada obesidad

psicologos granada obesidad

Psicologos Granada obesidad

La obesidad es un problema de salud muy extendido y muy grave, el 25% de la población española sufre de este, y aunque se suele pensar que es un trastorno puramente físico, hay factores psicológicos determinantes que están muy relacionados con esta enfermedad.

Aunque es común pensar que la obesidad se da exclusivamente en personas sedentarias que cuidan poco de su salud, no se deben negar los efectos de la salud mental en el cuerpo, ya que en muchos casos, son las emociones las que llevan a las personas a desarrollar conductas dañinas con la comida, especialmente si tenemos en cuenta que una gran parte de la población acude a la comida como medida de regulación emocional, convirtiendo esta en un soporte, y creando un condicionamiento que luego desencadena en problemas de salud.

Esto es motivo más que suficiente para revisar tanto nuestra salud física como mental, si tenemos en cuenta las graves consecuencias que puede tener en nosotros la obesidad. 

Hay muchos factores relacionados con la obesidad y con quien la sufre y estos son de origen muy variado, en primer lugar tenemos los factores genéticos, ya que es mucho más probable sufrir de sobrepeso si nuestros familiares más allegados también lo sufren, no sólo por biología sino por los patrones de alimentación compartidos en las familias.

En segundo lugar podemos mencionar las enfermedades endocrinas o metabólicas, que pueden llevar a un aumento de peso.

También el sedentarismo, la mala alimentación, el estrés, o los trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad (que mientras para algunas personas suponen pérdida de peso, para otras todo lo contrario) pueden ser la razón detrás del aumento de peso de alguien.

Es importante entender la relación entre las emociones y la conducta, ya que en muchas ocasiones el sobrepeso está directamente relacionado con la depresión, especialmente en el caso de las mujeres, que si bien sólo son ligeramente más propensas que los hombres al sobrepeso, son enormemente más propensas al ciclo depresión-sobrepeso en el que muchas veces se entra al empezar a padecer obesidad.

Y es que las emociones negativas pueden llevarnos a acudir la comida como fuente de confort, mientras que el aumento de peso, especialmente para las mujeres, que han sido criadas para apreciarla delgadez como único aspecto aceptable, produce sentimientos de culpabilidad y falta de control, los que intentan evitar de nuevo respaldandose en la comida.

Este círculo vicioso no es solo interminable si no somos conscientes de su existencia, si no que además supone grandes riesgos para la salud física y mental de quienes se ven atrapados en él.

En el caso de la obesidad infantil es especialmente importante prestar atención a los síntomas ya que no detectar el sobrepeso puede suponer que se arrastren problemas de salud desde la infancia a la edad adulta, algunas de estos indicadores, aparte del aumento de peso, son la fatiga diurna y la falta de capacidad para prestar atención, lo que suele derivar en un pobre rendimiento escolar. Muchos niños no son conscientes de la importancia de una dieta sana ni de los efectos secundarios del sobrepeso en la salud, además de que pocas veces son responsables de lo que comen.

Es crucial que sean los adultos quienes marquen límites e inicien hábitos saludables, tanto a nivel de alimentación como de actividad física, y que se encarguen de crear una relación sana con la comida y con la imagen corporal en los niños, para que no surjan problemas a largo plazo, esto podría mejorar la salud de los niños de manera exponencial, y evitar consecuencias muy graves en el futuro.

También debemos tener en cuenta los efectos negativos a nivel social que puede tener la obesidad para el desarrollo de los niños, a los que muchas veces les resulta más difícil socializar, poseen pobres habilidades sociales, e incluso sufren bullying.

Algunas de las consecuencias que podríamos sufrir si padecemos obesidad son enfermedades coronarias, diabetes de tipo 2, cáncer de mama, endometrio o colon, artrosis, apnea del sueño y problemas respiratorios, enfermedades relacionadas con el hígado y la vesícula, hipertensión, colesterol alto y accidente cerebrovascular. Además, en el caso de las mujeres puede conllevar problemas de fertilidad y amenorrea.

Todos estos efectos del sobrepeso son graves y suponen un riesgo constante para la salud de quienes lo padecen, pudiendo incluso acortar su vida.

Las consecuencias sociales de la obesidad también son importantes y pueden afectar a quienes la sufren, ya que se ha demostrado que quienes padecen esta enfermedad tienen más probabilidades de sufrir estigmatización social o bullying, especialmente en el caso de los niños, lo que puede dejar cicatrices emocionales que afectan al desarrollo de los jóvenes.

Este aislamiento social puede desembocar en emociones negativas que alimenten el problema, y la falta de socialización se traduce en una falta de apoyo a la hora de mejorar las condiciones de vida de estas personas, que pueden no sentirse respaldadas durante su proceso de pérdida de peso.

También existen estigmas que persiguen a estas personas a la hora de hacer deporte en público, lo que dificulta su mejoría, e incluso de ir al médico, muchas personas con obesidad no se sienten escuchadas en la consulta de los doctores y mantienen que se desestiman sus dolencias, o que todos sus problemas de salud se achacan al sobrepeso.

Lo cierto es que si se sufre de obesidad será necesario tratar tanto los aspectos físicos como los psicológicos de esta enfermedad. Recalcamos que aunque hay muchos motivos por los que se puede aumentar de peso, una vez se sobrepasan ciertos límites, como en este caso el del peso saludable para nosotros, es fundamental buscar soluciones para evitar las graves consecuencias que puede suponer esto para nuestra salud.

Si crees que tú o un ser querido pueden estar sufriendo por la obesidad y te gustaría que un un psicólogo te guíe en tu mejoría, no dudes en ponerte en contacto con Granada Psicólogos, estaremos encantados de ayudarte.

958 22 24 22
958 22 24 22
Share via
Copy link
Powered by Social Snap