psicologos granada
Depresión posparto Psicólogos Granada
psicologos granada
Cómo desarrollar tus capacidades de líder
psicologos granada
Depresión posparto Psicólogos Granada
psicologos granada
Cómo desarrollar tus capacidades de líder

Inteligencia emocional Psicólogos Granada

Psicólogos Granada

La inteligencia emocional es, como su nombre indica, una faceta de la inteligencia centrada en el conocimiento y manejo de las emociones.

Sin embargo, parece que en general recibe menos atención por parte de la sociedad que otro tipo de inteligencias, como las relacionadas con metas académicas, por ejemplo la inteligencia matemática, la kinestésico-corporal o la lingüística.

Ha sido recientemente cuando se ha comenzado a valorar la importancia de conocer y tratar con nuestras emociones, y especialmente de enseñar herramientas a los niños durante su desarrollo para que crezcan habiendo fomentado esta inteligencia.

La IE supone la capacidad tanto de trabajar con nuestras emociones como de manejar las reacciones que tenemos ante estas y de entender las de los demás. Para ello contamos con un concepto clave que es la empatía.

Si desde niños normalizamos las emociones y las respuestas sanas a ellas, así como la comprensión de las de los demás, tendremos adultos maduros que pueden enfrentarse a situaciones complicadas sin sufrir crisis emocionales.

Comprendemos además que la inteligencia emocional es especialmente importante hoy en día, con el nivel de estrés al que nos vemos sometidos, cada vez más agobiados por un estilo de vida rápido y exigente.

Es por ello que hemos seleccionado algunas actividades que ayudan a desarrollar las capacidades empáticas y de manejo de emociones, para que puedas practicar en casa y empezar tu camino de desarrollo personal:

  • Escribe un diario de emociones en el que puedas plasmar los sentimientos de cada día y qué estímulos los han provocado. Esta es una manera de ponernos en contacto con nosotros mismos, y así empezamos a habituarnos a establecer un diálogo interno en el que repasamos qué emociones sentimos, que está pasando a nuestro alrededor y cómo estamos reaccionando nosotros. Puede ayudarnos a detectar patrones positivos que debemos reforzar y mantener, y otros negativos que debemos cambiar.
  • Parar durante un minuto: incluso el día más ocupado podemos sacar un minuto entre actividades para sentarnos alejados de todos los estímulos y centrarnos en la respiración. La meditación es clave para manejar nuestras respuestas emocionales, ya que nos permite distanciarnos a través de la relajación de las emociones fuertes que estamos sintiendo, con lo que podemos tomar decisiones guiados por la razón.
  • Leer sobre el tema puede ayudar a desarrollar una mejor inteligencia emocional. Busca libros sencillos que te llamen la atención y léelos para mantenerte en contacto con tu parte emocional. Si tienes cualquier duda siempre puedes ponerte en contacto con un psicólogo que te guíe.
  • Utiliza una rueda de las emociones. Las ruedas de las emociones son unos esquemas en forma de círculo que dividen las emociones de las más básicas a otras cada vez más concretas, puedes utilizarla para ponerle nombre a lo que estás sintiendo en caso de que te cueste.
  • Busca una actividad como un deporte, hobby o pasatiempo que te haga sentir bien y en el que puedas evadirte de las emociones fuertes del día, eso te ayudará a verlas desde fuera y poder analizarlas más fríamente.

Los beneficios que podemos obtener de una inteligencia emocional desarrollada son muchos, y entre ellos podemos destacar el desarrollo de herramientas emocionales como la empatía, que puede ser la más obvia ya que está implícita dentro de esta inteligencia.

Pero también desarrollamos mejores habilidades sociales, y que estamos en contacto con las emociones de los demás, aprendemos a controlar nuestras propias emociones, y a responder a los diferentes ambientes que se pueden crear, como por ejemplo situaciones con altos niveles de tensión.

También podemos mejorar nuestra motivación a través de la IE, ya que, al entender que ocurre en nuestra mente, los días difíciles se hacen más sencillos de llevar y además podemos fijar metas que se adecuen mucho más a nuestros gustos y habilidades.

La conciencia que tenemos de nuestro estado anímico se beneficia también, ya que este tipo de inteligencia es clave para poder desarrollar un autoconocimiento óptimo que nos permita mantenernos en contacto con nosotros mismos, y comprender mejor nuestras emociones, reacciones, y respuestas.

Entendemos que la inteligencia emocional es clave para desarrollarse en el mundo real, y por ello animamos a incluirla en la educación de los niños.

Esta habilidad no aparece con la edad, ni es una faceta de la personalidad fija en cada persona, es una herramienta que se puede entrenar, y en el caso de los niños puede hacerse jugando.

Muchas veces nos enfocamos en la educación académica de los más pequeños esperando que eso les ayude a vivir por su cuenta en el futuro y nos olvidamos de darles también las habilidades necesarias para desenvolverse en un entorno social, y para estar en contacto con ellos mismos.

Algunos de los ejercicios que podemos practicar con los pequeños de la casa son puzzles, en los que tengan que unir caras con expresiones como alegría o tristeza, con la palabra que describe ese sentimiento, o simplemente dialogar con ellos cuando experimentan emociones fuertes (como felicidad, ira, miedo…) y ayudarles a ponerles nombre, para que puedan empezar a identificar lo que sienten. Las ruedas de emociones sencillas también se pueden utilizar con niños algo mayores.

Debemos entender que la falta de esta herramienta supone un grave problema a la hora de desarrollar nuestra vida diaria.

Puede acarrear consecuencias graves en nuestras relaciones sociales, como vernos alejados de nuestros compañeros de trabajo, o experimentar muchas dificultades para establecer relaciones de amistad. También puede interferir con nuestras metas, impidiendonos conseguirlas, o provocarnos un sentimiento de desconocimiento o desconexión respecto a nosotros mismos.

Como conclusión queremos mencionar la importancia que tienen la inteligencia emocional en todos los aspectos de nuestra vida. Al afectar a nuestra relación con nosotros mismos, también afecta a las relaciones con los demás, al cumplimiento (o no) de las metas que nos proponemos y a nuestro estado de ánimo.

Por tanto, si crees que puedes necesitar ayuda para desarrollar esta habilidad, y te gustaría que un profesional de la salud mental te guíe en tu mejoría, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Granada Psicólogos, estaremos encantados de ayudarte.

958 22 24 22
958 22 24 22
×
Share via
Copy link