Problemas con los hermanos, celos.

Inicio de adolescentes en el consumo de drogas
5 agosto, 2016
19 Pasos para educar en valores.
16 agosto, 2016

Problemas con los hermanos, celos.

Problemas con los hermanos, celos.

La relación entre hermanos.brother-1252735_960_720

La relación entre hermanos es probablemente la relación más larga y una de las más importantes de la vida. Es el primer sistema social al que un niño pertenece, ante el cuál tiene que adaptarse y encontrar su lugar.

Muchos describen las relaciones entre hermanos como algo que puede variar desde el amor hasta el odio y algunos afirman que estos dos sentimientos pueden estar presente al mismo tiempo.

Desde un punto biológico, los hermanos son rivales en primer lugar. En la naturaleza, tienden a competir por la atención de sus padres por razones de supervivencia. Por suerte, en los humanos no funciona de la misma manera, pero aun así no es siempre fácil y armónica la relación entre hermanos. Una relación tan cercana e importante en la vida puede estar llena de conflictos.

Una consecuencia de la constante competencia por la atención de los padres son los celos. Por supuesto hay una diferencia entre sentimientos celosos inofensivos que todos los hermanos han sentido alguna vez y celos destructivos que pueden causar grandes problemas en la familia.


¿Qué son los celos?

Un hermanito nuevo viene casa… El niño celoso tiene miedo a perder o a ver reducido el afecto de los padres por culpa de un nuevo hermano, que necesitará mucho tiempo durante los primeros meses de vida. Si estos sentimientos no exceden ciertos límites, es normal experimentar celos, constituyendo además una importante etapa de maduración para el niño. Es importante preparar a los hijos para la llegada del nuevo hermano, contándoles y haciéndole partícipe de todo lo que se relaciona con el nuevo hermano.


brothers-835137_960_720¿Cómo preparar a mi hijo con su nuevo hermano?

Fomentar la autoestima y actuar con cariño pero también con firmeza sin olvidarse de las normas y limites.

Para gestionar esta etapa proponemos algunas pautas generales:

1- A partir del tercer mes de embarazo es bueno empezar a hablar de lo que está pasando y de los cambios que se van a producir. Por supuesto, usar un lenguaje adecuado a la edad del niño y enfocarse en la parte positiva de tener un nuevo hermano;

2- Anticipar los cambios  (por ejemplo, si necesita un cambio de habitación), evitando así que asocie la llegada del bebé con el desplazamiento de su sitio;

3- Mantener las rutinas diarias es una herramienta importante para prevenir los celos;

4- No juntar otros cambios en la vida del niño con la llegada del nuevo hermano (cambios de escuela o de casa);

5- Esforzarse por prestarle atención, cuidando la calidad del tiempo con el otro hijo, explicándole que poco después todo va a volver normal.
En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada para mejorar la relación entre hermanos, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.

958 22 24 22