Cómo superar el síndrome postvacacional

sindrome-postvacacional(Pincha en la imagen para ir al vídeo)

Cómo superar el síndrome postvacacional

Sindrome de estrés postvacacionalEl síndrome postvacacional consiste en una afectación leve provocada por cambios en los ritmos biológicos al reincorporarnos tras las vacaciones, que no llega a ser definida como un trastorno psicológico, pero que afecta en algún momento aproximadamente al 35% de la población. Los síntomas del síndrome postvacacional más comunes son el cansancio, la apatía, insomnio, problemas de concentración…

Parte importante del síndrome postvacacional se debe a que al volver al trabajo hay que estar al 100% y si la persona tiene algunos desajustes fisiológicos sumados a que no se ve preparada para dar ese 100%, puede llevar al autocastigo.

Consejos para superar el síndrome postvacacional:

  1. El principal consejo es exigirse lo máximo posible para volver a estar al 100% pero no castigarse. En este sentido no minimizar los propios recursos personales de cara a retomar la actividad laboral. “Yo lo puedo conseguir”.
  2. Cuidado con los Pensamientos catastróficos: frases del tipo “se acabó lo bueno”… “esperar otro año entero para disfrutar”, “ahora la rutina”… Nuestro cuerpo responde a este tipo de pensamientos como si existiera un peligro y por tanto nos estresarnos. Centrar mi pensamiento en las cosas que van bien y en la parte positiva de tener trabajo (que hay muchas pero a veces se nos olvidan).
  3. Lo ideal es volver unos días antes para tener el hogar y toda la infraestructura preparada (compras, ropa, limpieza, etc), pero si se apura la fecha de llegada, seleccionar lo más prioritario y permitirse ir progresivamente. Por ejemplo en vez de llenar todo el frigorífico y la despensa comprar lo básico y escoger fecha para hacer una compra general. Proceder igualmente con ropa, etc.
  4. No disminuir hábitos de ocio de forma radical y retomar actividades placenteras previas a marcharse de vacaciones o incluso plantearse probar con nuevos hobbies para meter alguna novedad que llame nuestra atención.
  5. Movimiento: como sea, cuando sea y donde sea y mejor si es rodeado de otras personas, esto ayuda a liberar tensiones y facilitar la readaptación del cuerpo, motivarse, mejorar la autoestima, pensar con mayor claridad. Si además conseguimos unir el movimiento al ocio mucho mejor, por ejemplo practicando algún tipo de ejercicio que me divierta.
  6. Hábitos biológicos básicos: Sueño: acostarme y levantarme a las mismas horas, ya que así facilitamos el comienzo del día, el reajuste del ritmo del cuerpo y evitamos la somnolencia. Alimentación: al cambiar de hábitos nuestro cuerpo no necesita los mismos alimentos ni en las mismas cantidades, reajustándolos podemos evitar problemas como digestiones pesadas o podemos sentirnos más vitales y así mejorar nuestro pensamiento y facilitar nuestra actividad social y también el descanso.

En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada para facilitar la vuelta al mundo laboral y ayudarte con el síndrome postvacacional, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.