Psicólogos Granada apatía pandémica
28 mayo, 2021
CONVIVENCIA EN TIEMPOS DE COVID
9 julio, 2021

Vida en pareja durante la pandemia y pospandemia

Vida en pareja durante la pandemia y pospandemia

Hace ya un año que nos vimos en la situación de recluirnos en casa sin posibilidad de dar un paseo y tomar el aire, obligándonos a los que vivimos con otras personas a convivir de manera constante con nuestra pareja, nuestros padres o nuestros compañeros de piso.

Y esto ha sido un reto para muchos, ya que quisiéramos o no, veíamos a la misma persona siempre en el mismo lugar y, probablemente, para hacer lo mismo.

Y es que aunque convivamos con una persona con la que tengamos una relación sana, la rutina y la imposibilidad de cambiar de aires provoca una necesidad de dedicar tiempo tanto a nosotros como a otros aspectos de nuestro interés.

La dificultad de gestionar una situación completamente novedosa para nosotros acaba por ser el factor clave en el desgaste de una relación.

Eva Illouz afirma lo siguiente: ‘’Nos hemos dado cuenta de que la intimidad constante y continua no es soportable para la mayoría de las parejas’’ (BBC News Mundo, 2021).

Y así es, necesitamos de tiempo a solas con nosotros mismos para poder estar bien con los que nos rodean.

Estamos acostumbrados a una vida radicalmente opuesta a la que nos ha tocado vivir.

Muchos de nosotros estamos habituados a tener el día ocupado ya sea con planes con amigos o con trabajo, y al vernos encerrados en casa podemos vernos tan limitados que no sepamos gestionarlo correctamente.

No es ninguna novedad decir que a esta sociedad la caracteriza el estrés, hasta tal punto de que si no tenemos nada que hacer nos vemos abrumados en vez de descansar y tomarnos un respiro ante todo el ajetreo.

Y de esta etapa hemos descubierto 2 dos cosas: podemos vivir con una vida social más reducida y que no tener nada que hacer, en ocasiones puede ser positivo. 

A pesar de esto, muchos de los sentimientos que nos han surgido durante esta época son completamente naturales.

La incertidumbre sobre las consecuencias sobre la salud del virus, los sentimientos de soledad o la pérdida de trabajo para muchos suponen claros factores de riesgo sobre el estrés.

Todo ello unido a la falsa concepción que existe sobre el amor, hace que la época que vivimos nos haga especialmente vulnerables y la adaptación en la pareja se nos complique.

En relación al tema que nos concierne, actualmente existen algunas ideas preconcebidas erróneas a lo que significa tener una vida en pareja que afectan en gran medida sobre lo que esperamos de ella, afectando a su vez, a la relación en sí misma.

Aquí se exponen varios de los mitos que se dan sobre el amor en nuestra sociedad:

  • Mito de la media naranja: El simple hecho de creer que una persona está predestinada para nosotros puede hacer que se genere una sobreexpectativa de lo que esperamos de esa persona hacia nosotros. En situación de pandemia muchas personas reclaman una atención por parte de su pareja que no sale de forma natural, es decir, tener en tu día a día a la misma persona es comprensible que por habituación queramos tener cierta intimidad a solas.
  • Mito de la pasión eterna: Y en relación al anterior mito encontramos el polo opuesto, personas que quieren estar con su pareja pero se lo plantean por ‘’no sentir lo mismo que antes’’. ¡Y qué suerte que no vivimos enamorados toda nuestra vida! El enamoramiento es uno de los sentimientos más intensos que se puede vivir y varios estudios afirman que la duración del mismo no supera el año o año y medio, el resto de la vida en pareja es mantenida por compromiso. Un compromiso que debe ser sincero y formal. Que sientas algo distinto o algo de tu pareja te moleste cuando antes te gustaba es normal y natural. Antes nombramos la habituación. La habituación es el proceso a través del cual las personas se acostumbran a un mismo estímulo por la continúa presentación del mismo. En nuestro caso, la pareja es el estímulo y su presencia en casa es la continua presentación.
  • Mito de la omnipotencia: Este se basa en la asociación de amor con lograr la felicidad eterna. Algunos miembros de la pareja pueden llegar a sentirse frustrados al ver que no sienten lo mismo que antes y comienzan a generar pensamientos catastrofistas como que no van a volver a ser felices o que necesitan de alguien para ser feliz. Y preguntamos, ¿alguien ha conseguido alguna vez la felicidad? La felicidad realmente es un estado en el que nos encontramos alegres y contentos, ya sea con algo que nos haya ocurrido o con nosotros mismos, pero ese ideal de alcanzar la felicidad es irrealizable y la mejor manera de vivir en pareja ‘’siendo’’ feliz consiste en saber disfrutar los momentos en los que nos sintamos enamorados y aceptar que estas emociones van cambiando con el tiempo.
  • Mito del emparejamiento: ¿No te ha pasado alguna vez que ves por la calle a muchas parejas y sientes que te falta algo en tu vida? Asociar pareja con felicidad es otra de las concepciones erróneas en esta sociedad, y la realidad es muy distinta, lo normal de hecho es no tener pareja. Y con pareja no queremos decir a un amigo o amiga con derecho, decimos una persona con la que nos comprometamos a pasar nuestra vida. Así, muchas personas aún sin querer estar con una pareja, sigue con él o con ella por pura inercia mantenida por el miedo a sentirse solos.

Realmente todos estos mitos se encuentran asociados y en general, conforman lo que esta sociedad nos dice sobre el amor, algo que afecta a las relaciones y al modo en que gestionamos momentos difíciles y nuevos como el convivir durante 3 meses juntos en la misma casa y posteriormente reducir la vida social.

Saber adaptarse a las nuevas situaciones a las que obligatoriamente nos exponemos es básico a la hora de saber gestionar las diferentes emociones que nos surgirán, para ello, tener una idea clara y realista o racional sobre la vida es el mejor método para empezar.

A su vez, hay que tener claro que algunas emociones son naturales y compartidas por todos nosotros para saber racionalizar los pensamientos catastrofistas y saber aceptar que todos tenemos épocas más tristes o apáticos, el problema, como siempre, es estancarse en dichas emociones.

Si a pesar de racionalizar estas ideas sobre el amor o aún habiendo comprendido la fluidez de las emociones continúas con dificultades para convivir con tu pareja o no sabes cómo gestionar tu relación, te invitamos a que pruebes la ayuda que desde Granada Psicólogos podemos ofrecerte según tu situación concreta.

Autores: Jesús Rodríguez Pérez, Cristóbal Rozúa Lucena.
958 22 24 22
958 22 24 22
Share via
Copy link
Powered by Social Snap