Cómo educar en valores

Problemas con los hermanos, celos.
9 agosto, 2016
Apoyo psicológico tras la ruptura, separación o divorcio.
7 septiembre, 2016

Cómo educar en valores

Cómo educar en valores.

La educación ¿ha perdido el norte?¿Qué hacer si mi hijo roba?

¿Cuáles son las razones por las que muchos padres y madres actuales precisan de una orientación y formación específica para mejorar su función educadora?

Los problemas educativos son complejos y en ellos están implicados la propia familia pero también los centros de enseñanza, medios de comunicación, organismos públicos… El futuro y el bienestar de nuestra sociedad depende de un compromiso común.

Los principios son universales, los valores cambian. Los grandes principios universales (libertad, justicia, igualdad, solidaridad…) son atemporales, sin embargo, los valores, la forma de jerarquizar estos principios, evolucionan. Lo que hay que «educar» desde el entorno familiar se ha modificado debido a rápidos cambios sociales, tecnológicos, laborales, etc. Las culturas precisan tiempo para generar respuestas educativas adaptadas y debe ser posible que estas respuestas puedan pasarse de padres a hijos. Nada de esto es fácil en estos momentos. Por una parte, las novedades se suceden a velocidad de vértigo y, por otra, muchas de ellas quedan obsoletas en una generación, o menos, lo que impide que la experiencia de una generación pueda ser aprovechada por la siguiente. Esto exige más de lo que los mecanismos habituales de transmisión de habilidades educativas pueden asegurar.

Algunas de las nuevas cuestiones que subyacen en la educación en el seno de las familias podrían ser: ¿Qué valores potenciar teniendo en cuenta las contradicciones que existen entre lo que pensamos que es bueno y la realidad social? ¿Cómo estimular la capacidad de esfuerzo en un entorno que pone de relieve lo fácil y lo placentero? ¿Dónde y cómo poner límite a la permanente demanda en nuestros hijos e hijas sin angustiarnos ni sentirnos culpables al negarles lo que nos están pidiendo?


family-838239_960_720

La familia.

Las prácticas de parentalidad competentes se definen como el conjunto de habilidades o estrategias mediante las cuales se consigue apoyar y promocionar el óptimo desarrollo emocional, físico y social de los niños. Esto implica que la paternidad/maternidad es una tarea que requiere, para su adecuado desarrollo, ciertas habilidades, conocimientos y actitudes. El concepto de parentalidad competente es una noción compleja y con distintas dimensiones: Cognitivas (percepción de autoeficacia ante los problemas de crianza; conocimientos sobre los hijos y atribuciones y expectativas respecto a sus comportamientos y problemas); Afectivas (satisfacción en la realización de la tarea; autoconfianza parental); y Conductuales (manejo apropiado de los problemas de crianza y de las habilidades de comunicación; uso de pautas interaccionales que promuevan el desarrollo infantil).


Cómo educar en valores.

 “Tener hij@s no lo convierte a un@ en padre/madre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve a uno pianista. “Michael Levine”

Los padres deben ser un ejemplo de una vida portadora de una escala de valores claros. Una equivocación debe perdonarse pero carecer de criterios firmes es indicio de que no se ha ejercitado la más notable de las aptitudes: la razón.

Si estás leyendo éste contenido, también te puede interesar:
– 19 Pasos para educar en valores.


Disfruta de nuestras ofertas para psicoterapia de familia e infantil.

958 22 24 22
958 22 24 22
Share via
Copy link
Powered by Social Snap