Psicólogos Granada

¿Cuánto tiempo tarda en superarse una ruptura de pareja?

¿Cuánto tiempo tarda en superarse una ruptura de pareja?

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

Tras una ruptura de pareja suelen aparecer una extensa mezcla de sentimientos: descontento, ansiedad, tristeza, desilusión, desgana, desconfianza, apatía, traición, inestabilidad, culpa, miedo, inseguridad…  al comienzo puede que sean muy intensos y que afecten a nuestro día a día  e incluso pueden ir  mermando nuestra propia autoestima, estos sentimientos o efectos de una ruptura varían notablemente según la persona y según las circunstancias.

El dolor no es proporcional a los años de relación con esa persona, si no que otros factores influyen como el grado de enamoramiento, la complicidad, los recursos, experiencias, circunstancias que cada uno tenga. Para entender algo mejor nuestros sentimientos y entendernos a nosotros mismos, habría que analizar la ruptura en sí,  si ha sido de mutuo acuerdo o de forma unilateral, así como  la posible presencia de terceras personas, etc. Ya que estos factores van a mediar entre unos sentimientos u otros y su intensidad.

¿Es normal tener estas emociones? Si. Todo el mundo siente ciertas emociones y sentimientos tras una ruptura de pareja o incluso cuando una relación de amistad se da por acabada tras una discusión. Eso significa que estamos vivos y que esa persona nos importaba o nos importa. Las emociones son señales de nuestro cuerpo que se manifiestan de diferente forma, no hay que entenderlas como algo nocivo, lo que es perjudicial para la salud es su mantenimiento a lo largo del tiempo con la misma intensidad.

¿Cuánto tiempo tarda en superarse la ruptura?
La ruptura en sí no deja de ser un proceso de duelo: Se vive la pérdida de una persona querida (aunque un proceso de duelo se entiende como la pérdida de una persona por fallecimiento y en este caso, la persona sigue viva, aunque no a nuestro lado). La palabra proceso  implica un  conjunto de fases a través del transcurso del tiempo. Es decir, no se supera ni se olvida de un día para otro.

En Granada Psicólogos te acompañamos y te ayudamos a superar la ruptura de pareja, buscando la estabilidad desde diferentes puntos de apoyo para que puedas continuar con tu propia vida.

Pide cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


¿Qué es la psicoterapia?

¿Qué es la psicoterapia? 

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

La psicoterapia o terapia psicológica es un tratamiento realizado por un profesional de la psicología con una persona que padece algún problema de tipo psicológico.

La psicoterapia no trata de “curar” al paciente sino que consiste en dotar a la persona de las habilidades necesarias para afrontar su problema y otros problemas que puedan surgirle.

Todo problema tiene una causa, por eso en la psicoterapia partimos de escuchar y analizar los síntomas que muestra el paciente, ya sean síntomas relacionados con pensamientos dañinos, con emociones de malestar o con conductas que perjudican a la persona.

Pero lo bueno es que todo problema tiene una solución y en Granada Psicólogos con nuestro formato de psicoterapia, avalado por los avances de la Psicología y nuestra experiencia te ayudamos a encontrar esas soluciones que estás buscando, ya sean problemas personales, problemas de pareja, problemas con tus hijos, problemas familiares…

Pide Cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


 Si estás leyendo este artículo, también te puede interesar:

– ¿En qué consiste la psicoterapia?

– ¿Qué tiene que hacer el paciente en una sesión de psicología?

– ¿Cuánto dura una terapia psicológica?

– ¿Cuánto cuesta la terapia psicológica?

– ¿Cómo es una sesión de psicología?

– ¿Cada cuánto tiempo son las sesiones?

 

Cómo superar el síndrome postvacacional

sindrome-postvacacional(Pincha en la imagen para ir al vídeo)

Cómo superar el síndrome postvacacional

Sindrome de estrés postvacacionalEl síndrome postvacacional consiste en una afectación leve provocada por cambios en los ritmos biológicos al reincorporarnos tras las vacaciones, que no llega a ser definida como un trastorno psicológico, pero que afecta en algún momento aproximadamente al 35% de la población. Los síntomas del síndrome postvacacional más comunes son el cansancio, la apatía, insomnio, problemas de concentración…

Parte importante del síndrome postvacacional se debe a que al volver al trabajo hay que estar al 100% y si la persona tiene algunos desajustes fisiológicos sumados a que no se ve preparada para dar ese 100%, puede llevar al autocastigo.

Consejos para superar el síndrome postvacacional:

  1. El principal consejo es exigirse lo máximo posible para volver a estar al 100% pero no castigarse. En este sentido no minimizar los propios recursos personales de cara a retomar la actividad laboral. “Yo lo puedo conseguir”.
  2. Cuidado con los Pensamientos catastróficos: frases del tipo “se acabó lo bueno”… “esperar otro año entero para disfrutar”, “ahora la rutina”… Nuestro cuerpo responde a este tipo de pensamientos como si existiera un peligro y por tanto nos estresarnos. Centrar mi pensamiento en las cosas que van bien y en la parte positiva de tener trabajo (que hay muchas pero a veces se nos olvidan).
  3. Lo ideal es volver unos días antes para tener el hogar y toda la infraestructura preparada (compras, ropa, limpieza, etc), pero si se apura la fecha de llegada, seleccionar lo más prioritario y permitirse ir progresivamente. Por ejemplo en vez de llenar todo el frigorífico y la despensa comprar lo básico y escoger fecha para hacer una compra general. Proceder igualmente con ropa, etc.
  4. No disminuir hábitos de ocio de forma radical y retomar actividades placenteras previas a marcharse de vacaciones o incluso plantearse probar con nuevos hobbies para meter alguna novedad que llame nuestra atención.
  5. Movimiento: como sea, cuando sea y donde sea y mejor si es rodeado de otras personas, esto ayuda a liberar tensiones y facilitar la readaptación del cuerpo, motivarse, mejorar la autoestima, pensar con mayor claridad. Si además conseguimos unir el movimiento al ocio mucho mejor, por ejemplo practicando algún tipo de ejercicio que me divierta.
  6. Hábitos biológicos básicos: Sueño: acostarme y levantarme a las mismas horas, ya que así facilitamos el comienzo del día, el reajuste del ritmo del cuerpo y evitamos la somnolencia. Alimentación: al cambiar de hábitos nuestro cuerpo no necesita los mismos alimentos ni en las mismas cantidades, reajustándolos podemos evitar problemas como digestiones pesadas o podemos sentirnos más vitales y así mejorar nuestro pensamiento y facilitar nuestra actividad social y también el descanso.

En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada para facilitar la vuelta al mundo laboral y ayudarte con el síndrome postvacacional, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.

Cómo superar el síndrome postvacacional infantil

sindrome-postvacacional-infantil(Pincha en la imagen para ir al vídeo)

Cómo superar el síndrome posvacacional infantilSíndrome postvacacional infantil

Al igual que a algunos adultos les cuesta readaptarse al día a día laboral, algunos niños y niñas (se estima que un 30%) tienen un proceso de desajuste tras volver de las vacaciones que conlleva síntomas tales como irritabilidad, rabietas, nerviosismo y en algunos casos más graves descontrol de hábitos previamente adquiridos como por ejemplo volver a hacerse pis (enuresis secundaria).

Consejos:

  1. Lo más importante en la edad infantil es volver progresivamente a cumplir con los horarios de sueño, alimentación, ejercicio y sobre todo transmitirles seguridad, calma y alegría de retomar el día a día.
  2. Para prevenir el síndrome postvacacional infantil, es importante disminuir inicialmente la hora de acostarse y posteriormente ir levantándolos progresivamente más temprano para que se les haga más fácil readaptarse.
  3. Ir readaptando las normas básicas importantes durante el curso: la importante premisa de primero la obligación y después la devoción, el placer. En verano es habitual ser más flexibles con las normas, por eso es conveniente ir retomando las pautas básicas de comportamiento: “primero estudias luego viene el premio”, pero en vez de que estudie comenzar con lecturas de materiales atractivos, que colaboren en casa…
  4. Si durante las vacaciones se han incrementado las horas de uso de internet, móvil, televisión ir readaptándolas progresivamente para ajustarse a lo que en breve serán sus horas de estudio y sus horas de ocio.
  5. Preparar con los hijos el material escolar, su habitación, su ropa y permitirles estrenar o escoger algo simbólico para llevar en su vuelta al cole.
  6. Planificar sus actividades extra-escolares como forma de poner su atención en lo que serán sus tardes una vez iniciado el colegio.

En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada a tus hijos para facilitar su vuelta al colegio y ayudarle con el síndrome postvacacional, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.

Falta de comunicación entre los miembros de la familia

Falta de comunicación entre los miembros de la familia.

Además de cómo afecta la falta de comunicación a las pareja, hay que tener en cuenta que la falta de ésta afecta a todos los miembros de la familia, incluyendo, cómo no, a los más pequeños.

Muchas de las crisis familiares se deben al concepto que encabeza esta publicación, a la falta de comunicación; y esto es porque un simple malentendido puede causar daños irreparables en el seno familiar si no existe una buena comunicación entre los integrantes que la forman. Sin embargo, el hecho de que el motivo desencadenante sea un simple malentendido no implica que haya que pasar por alto la aparición de los mismos.  

Es muy importante que una buena comunicación reine entre los miembros de una familia. Además de la capacidad de escucha, asertividad y la correcta expresión de los sentimientos, características propias de la comunicación, hay que tener en cuenta otra serie de factores que servirán de soporte en las interrelaciones familiares: Paciencia, tiempo y disciplina.

El primero de ellos, la falat de paciencia, es una variable que siempre está presente en las disputas familiares y que incrementa, o por lo menos facilita, la falta de comunicación. Pero la paciencia no es una cosa que se adquiera así por que así, de la noche al día, un buen apoyo psicológico ayuda a mejorar la paciencia y también la comunicación.

Otro factor importante es el tiempo. Vivimos en un mundo rápido, inmediato, lleno de prisas y de agendas marcadas de números en rojo. La falta de tiempo para pasarlo en familia es un indicador de una posible falta de comunicación, es decir, podría ser categorizado como un factor de riesgo para que aparezca el problema.

Por último, la indisciplina, la falta de disciplina. Es importante que desde el primer momento, en el caso de las parejas, o desde que son pequeños, en el caso de los niños, debemos mimar, de forma disciplinada, la comunicación entre los miembros que conforman la familia. Este mundo frenético al que hacíamos referencia puede hacer que nos descuidemos, que os habituemos a este frenesí y que olvidemos que lo más importante de nuestra vida está ahí, a nuestro lado.

En Granada Psicólogos tenemos los mejores profesionales que podrán ofrecerle técnicas para recuperar algo tan importante y vital como la comunicación familiar,  pida cita.

 

¿Es la terapia igual para todas las parejas?

¿Es la terapia igual para todas las parejas?

¿Es la terapia igual para todas las parejas?

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

No, nosotros como psicólogos nos ajustamos a las necesidades de cada pareja evaluando qué herramientas tiene ya una pareja y cuáles no, a partir de ahí se diseña una estrategia en la que la terapia consistirá en mantener y/o mejorar las habilidades que ya poseen y en dotar a esas personas de las que no tengan, enseñarles a usarlas y conseguir y que las mantengan en su día a día consiguiendo así los resultados deseados.

¿Cómo es una sesión de terapia de pareja? ¿Cuánto cuesta?

En Granada psicólogos realizamos sesiones de terapia de pareja una hora de duración al precio de 45 Euros

¿Cómo son las sesiones de terapia de pareja, individuales o los dos juntos?

Depende, normalmente dentro de una terapia hay de los dos tipos, dependiendo del tema que se esté abordando se ve a la pareja de uno en uno o juntos. A veces se dedica la hora completa a la pareja, otras se divide el tiempo en 30 minutos para cada uno y puntualmente, si hace falta, se dedica la sesión completa a uno de los dos. Tras la constante evaluación del problema de pareja vamos diseñando las estrategias y pasos a seguir para poder abordar de forma efectiva los problemas que vayan surgiendo.

¿Qué pasa si uno de los dos miembros no está tan motivado o incluso no quiere asistir a la terapia de pareja?

Es muy común encontrarnos que uno de los dos está más motivado e incluso arrastra al otro a la terapia, eso no tiene porqué ser un problema, puesto que en cuanto la terapia empieza y los resultados comienzan a verse, normalmente ambos miembros vuelven a ilusionarse y a poner las ganas necesarias para luchar y conseguir sus objetivos. Pero es posible que aun así, a pesar de las posibilidades de éxito, alguno de los dos no quiera continuar con la relación, entonces el psicólogo intentará ayudar a la pareja para que este hecho sea lo menos traumático posible.

 

En Psicólogos Granada contamos con una amplia experiencia en terapia de pareja, pide cita para recibir ayuda y atención inmediata.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


Si estás leyendo este artículo, también te puede interesar:

– ¿Si una pareja va mal no es mejor acabar la relación?,  ¿la terapia de pareja funciona de verdad?

– ¿Qué es la terapia de pareja?, ¿por qué se producen los problemas de pareja?

– Mi pareja es extremadamente celosa, ¿qué puedo hacer?

¿Por qué mi hijo no quiere estudiar?

¿Por qué mi hijo no quiere estudiar?

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

Normalmente los niños tienen una gran cantidad de cosas que los estimulan y divierten mucho más que el sentarse en una silla durante un periodo prolongado de tiempo a hacer sus tareas escolares.

Es importante que los padres supervisen a sus hijos al principio hasta que estos sean más autónomos y que los inciten a estudiar recompensándolos con premios adecuados y correctos por ello, esto no quiere decir chantajearlos ni “comprar” su tiempo de estudio con bienes materiales, sino que nos referimos a valorarles el esfuerzo que hacen.

Si conseguimos hacer del estudio un hábito, el niño lo incorporará a su rutina diaria y lo verá normal.

Como hemos mencionado en otro de nuestro blog, “¿Qué hacer si mi hijo no quiere estudiar?” es muy importante contar establecer rutinas, con un espacio lo mejor acondicionado posible para ello, es decir, establecer siempre igual dónde, cuándo y cómo se estudia.

Esta tarea de conseguir que los hijos estudien es una asignatura pendiente para muchas madres y padres, que desesperados no consiguen que sus hijos estudien.

Psicólogos Granada podemos ayudarte, no sólo a detectar porqué tu hijo no quiere estudiar, sino también a analizar la mejor manera para que se ponga a ello y consiga unos buenos resultados académicos.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


Si estás leyendo este artículo, también te puede interesar:

– ¿Qué hacer si mi hijo no quiere asearse?

– Mis hijos no paran de pelearse, ¿Qué hago?

– ¿Es bueno hacer un horario para mi hijo?

– ¿Qué hacer si mi hijo no quiere estudiar?

– ¿Qué hacer si mi hijo no quiere comer?

– ¿Qué hacer si mi hijo no quiere levantarse o no quiere irse a la cama?

– Mi hijo tiene muchas manías a la hora de comer, ¿Qué puedo hacer?

¿Cómo se tratan los problemas de ansiedad?

¿Cómo se tratan los problemas de ansiedad?

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

La psicoterapia es muy efectiva para los problemas de ansiedad y estrés, siendo el tratamiento cognitivo conductual el que mejor ha funcionado según los datos científicos más actuales.

Este tratamiento consiste en:

1- Informar a la persona sobre la ansiedad (psico-educación), ya que muchas veces el paciente no sabe qué le pasa y porqué se siente tan mal. El entender los porqués es un paso muy importante para su mejora.

Muchos pacientes acuden a consulta después de haber ido al médico, ya que normalmente tras un ataque de ansiedad, la persona cree que lo que le ocurre es únicamente algo físico (ataques cardíacos, problemas respiratorios, etc.), sin embargo, aunque se les recete un fármaco, la solución a la ansiedad y sus síntomas pasa por acudir al psicólogo.

2- Seguidamente se aprende a controlar la ansiedad.

Para los síntomas cognitivos, es decir, para la forma de pensar propia de la ansiedad se le dan al paciente las herramientas necesarias para que aprenda a afrontar los problemas de una manera menos catastrófica o una forma más racional y positiva, ajustada a la realidad.

Los síntomas físicos se controlan con técnicas de relajación. Hay muchas técnicas de relajación, y se elige la que mejor le vaya a cada paciente.

3- Solución de problemas.

Dependiendo de los problemas que padezca cada persona, se le enseñan distintas herramientas que le sirvan de ayuda en su vida, por ejemplo: habilidades sociales, técnicas para mejorar la autoestima, técnicas de organización y planificación del tiempo, resolución de problemas…

Pide cita

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


Si estás leyendo este artículo, también te puede interesar:

– ¿Es lo mismo ansiedad que estrés?

– ¿Todos los problemas de ansiedad se tratan igual?

– ¿Cuántos tipos de ansiedad hay?

– ¿Es posible tener ansiedad sin tener ninguna situación especial que lo desencadene?

– ¿Si no me ocurre nada grave por qué me siento ansioso?

– ¿Por qué padezco ansiedad?

– ¿Qué es la ansiedad?

– ¿Qué síntomas tiene la ansiedad?

Celos e infidelidad

Los celos pueden aparecer por dos motivos, uno debido a la sospecha de que la persona amada haya trasladado su cariño a otra persona. En este caso los celos están relacionados con la infidelidad de un miembro de la pareja.

Otra debido a la presencia real o imaginada de un rival el cual consideramos que nos puede quitar el afecto de una persona, lo cual nos provoca temor.

La diferencia entre las dos situaciones radica en que en la primera aparece la infidelidad, la cual es un hecho, y en la segunda situación estamos hablando de celos infundados, es decir de un sentimiento.

Los celos infundados, en los que no hay infidelidad por parte de la pareja, son disfuncionales, ya que contaminan la relación de pareja. Estos aparecen en el amor obsesivo, en el que hay una dependencia hacia la pareja, con reacciones de control (posesión), celos y ansiedad. Es importante tratarlos para que no afecten de forma negativa a la relación de pareja.

Pero los celos no solo tienen repercusiones en la relación de pareja, estos también afectan a la salud física y psicológica, debido a los efectos negativos sobre el sistema inmunológico. De hecho las relaciones conflictivas están relacionadas con hábitos de vida poco saludables y altos índices de desordenes depresivos, así como altos niveles de hormonas resultantes del estrés.

Un alto número de personas piensa que se pueden obtener niveles más altos de felicidad  con una pareja estable, esto tiene sentido, ya que en una pareja estable se puede desarrollar una comunicación profunda, además se pueden mantener relaciones sexuales con una mayor confianza.

En Psicólogos Granada contamos con una amplia experiencia en terapia de pareja, pide cita para recibir ayuda y atención inmediata.

Crisis familiares

Crisis familiares.

Existen una serie de momentos en el desarrollo de una familia, momentos críticos, en los que ésta se enfrenta a una serie de cambios; cambios en las circunstancias del entorno, en los individuos que forman parte de la familia o en la cultura en la que ésta está  inserta. Todos estos cambios podrían ser considerados como periodos de crisis.

Centrándonos en lo que a una persona se refiere nos encontramos que ésta puede enfrentarse, a lo largo de su desarrollo, con una serie de cambios biológicos, psicológicos y sociales que, consecuentemente, van a producir otra serie de cambios en el sistema familiar debido a que las interacciones que se van llevar a cabo en el seno familiar van a sufrir modificaciones. Estas transformaciones en el contexto familiar consecuencia de los cambios biológicos, psicológicos y sociales que se producen en el individuo son las llamadas crisis evolutivas. En ellas se trata de que cada miembro de la familia adopte nuevos roles que puedan desarrollar una nueva estructura familiar, diferente a la anterior y, en definitiva,  más adaptada a unos cambios inherentes al individuo. Cuando esto ocurre y cada miembro de la familia adopta unas funciones bien definidas a su momento actual la estructura familiar se reorganiza, adquiere de nuevo identidad y supera la crisis.

En Granada Psicólogos asesoramos, informamos y formamos a familias completas, o a algún miembro de la mismo en ese proceso de adaptación y desarrollo al que sin duda cada familia ha de hacer frente en un momento determinada.