Psicólogos Granada

Comunicar a los hijos la decisión de separarse

Comunicar a los hijos la decisión de separarse.

No existen unas directrices fijas a la hora de comunicar a los hijos la separación de sus progenitores. Sin embargo, y si bien es cierto que son los progenitores los mejores conocedores de sus hijos desde Psicólogos Granada ayudamos a los progenitores a buscar la forma y el momento idóneo según ambos convengan.

En este artículo blog damos unas pautas básicas, indicando que existen 3 principios que ningún padre y madre debería obviar llegado el momento de comunicar a los menores dicha separación:

En primer lugar, CORDIALIDAD. Numerosos estudios han puesto de manifiesto que no es la separación per sé la que crea problemas psicológicos en los niños, sino los conflictos que dichas separaciones conlleva en la mayoría de los casos.

En segundo lugar, LO IMPORTANTE SON LOS HIJOS. Hay que tener en cuenta que los más perjudicados son los más pequeños y que ellos no han tenido nada que ver con la nueva situación. Así, hay que anteponer las necesidades de los hijos a las necesidades de los progenitores, pues de los contrario los conflictos seguirán incrementándose en el futuro, ya que, además del conflicto marital, habrá que hacer frente a serios problemas de inestabilidad  emocional de los pequeños.

Por último, IMAGEN ESTABLE. Los niños han de recibir una educación estable y coincidente por ambas partes. Los dos progenitores han de estar de acuerdo en las decisiones que se toman con respecto a los hijos, y éstos deben percibir dicha estabilidad y coincidencia.

En Granada Psicólogos asesoramos a los progenitores que han tomado la decisión de separarse para ayudarles a evitar que el proceso al que se han de enfrentar los hijos no sea traumático y no les deje secuelas en el futuro. Cuándo, quién y, sobre todo, cómo son decisiones trascendentales que pueden marcar la diferencia para la salud psicológica de los niños que se enfrentan al proceso de separación de los padres.

En Psicólogos Granada contamos con una amplia experiencia en encontrar la mejor manera de comunicar a los hijos la decisión de separarse, pide cita para recibir ayuda y atención inmediata.

Habilidades sociales: ¿Manejas las conversaciones?

Habilidades sociales: ¿Manejas las conversaciones?

Uno de los problemas de tipo social más frecuente reside en la habilidad para mantener conversaciones. Dominar el arte de conversar es una herramienta muy útil para nuestras relaciones ya sean sentimentales, sociales o laborales. Es importante que una persona se sienta cómoda iniciando y manteniendo conversaciones y que sepa como usar dichas conversaciones para hacer las relaciones más o menos profundas según lo desee.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la clave de una conversación reside tanto en saber qué temas sacar como en saber preguntarle al otro. Es importante que mostremos como somos a la vez que intentamos averiguar como es el otro.

Existen varios niveles de profundidad con respecto a las conversaciones que podemos abordar:

1º El nivel superficial: En este nivel no desvelamos ningún dato sobre nuestra personalidad. Es el nivel que utilizamos cuando nos enfrentamos a personas desconocidas con las cuales no podemos empezar revelando demasiado de nosotros mismos. El nivel superficial suele servirnos para conocer gente pero corremos peligro de quedarnos en él si no dominamos el nivel siguiente.

2º Nivel: personal: En el nivel dos es cuando empezamos a mostrar mas cómo somos, aquí se expresan nuestros gustos o preferencias y nuestras ideas. Las amistades se hacen a través de coincidir en gustos e ideas y de compartir aficiones así que si lo que quieres es hacer la relación más profunda proponte encontrar esos puntos de unión entre los dos.

3º Nivel profundo: En este nivel es donde compartimos con el otro nuestro yo más profundo, nuestros sentimientos, nuestros sueños y miedos, Es donde contamos nuestras vivencias y cómo nos sentimos con respecto a ellas. Mostrar nuestras emociones nos sirve para que el interlocutor nos conozca realmente y sea capaz de ponerse en mi lugar estableciendo así el nivel de conexión más profundo. Pero abrirnos de esta manera también nos vuelve vulnerables hacia el otro por lo que este nivel no debe usarse con cualquier persona y nunca demasiado pronto, es mejor esperar a conocer bien al otro para abrirnos y mostrarnos profundamente.

A la  vez que hay que dominar la cantidad de información que brindamos al otro es importante dominar el arte de hacer preguntas. No sólo tenemos que hablar, también es necesario escuchar, interrogando al otro según el grado de relación en uno u otro nivel y, de esta manera, ir conociéndolo.

En Psicólogos Granada tenemos experiencia en el desarrollo y entrenamiento de habilidades sociales: mantener conversaciones, decir no, hacer una crítica disminuyendo las probabilidades del conflicto, manejo del conflicto… Pide cita.

¿Qué es la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad?

(Si lo prefieres puedes verlo en formato video-blog en nuestro canal de youtube)

La ansiedad es una emoción, es algo que la persona siente cuando se encuentra ante una situación que considera peligrosa o amenazante.

A diferencia de lo que cree la mayoría de la gente la ansiedad no es una emoción negativa, es una emoción creada para responder a peligros, haciendo a la persona más fuerte ante ellos.

Lo que ocurre es que no siempre la ansiedad es proporcionada a la situación y entonces se interpreta como negativa, porque sin ocurrir nada tan grave, la persona siente de forma muy elevada esta emoción.

Pide cita

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.


Si estás leyendo este artículo, también te puede interesar:

– ¿Es lo mismo ansiedad que estrés?

– ¿Todos los problemas de ansiedad se tratan igual?

– ¿Cómo se tratan los problemas de ansiedad?

– ¿Cuántos tipos de ansiedad hay?

– ¿Es posible tener ansiedad sin tener ninguna situación especial que lo desencadene?

– ¿Si no me ocurre nada grave por qué me siento ansioso?

– ¿Por qué padezco ansiedad?

– ¿Qué síntomas tiene la ansiedad?

¿Cómo desengancharme de la expareja?

Desengancharme de la expareja puede parecer una tarea simple, frecuentemente dejamos pasar el tiempo mientras distraemos la mente con otras actividades…  pero el proceso de duelo se pone en marcha cuando tenemos que superar el final  de esa relación, ¿qué pasa cuando parece que no podemos dejar de pensar en la ex pareja y seguir con nuestra vida?.

Còmo desengancharme de mi expareja

A continuación te ponemos algunos indicadores que ayudarte a comprobar si sigues enganchado a tu ex:

  • Sigues preguntando a sus amigos por él/ella;
  • No puedes eliminarlo/a de las redes sociales y sigues mirando sus fotos y lo que sube;
  • Sigues “acosándole” o insistiendo por teléfono;
  • Frecuentas los sitios donde hay posibilidades de encontrarle;
  • Necesitas mantener el contacto con su familia;
  • Si el teléfono suena esperas que sea él/ella.

 

¿Qué hacer para superar esta “adicción”?

  • Corta las comunicaciones: no le llames ni respondas a sus llamadas, además borra todos los mensajes y las conversaciones de whatsapp;
  • Deshazte de todas las cosas que puedan recordarte a él/ella;
  • No pidas citas para hablar de vosotros y para pedir explicaciones, no son constructivas;
  • No interrogues a sus amigos y pídele a los amigos comunes que no te hablen de él/ella;
  • Trabaja en tus pensamientos: por ejemplo, no te culpes de que no haya salido bien, las cosas son responsabilidad de los dos; créete que vales y que hay muchas personas que valen a parte de tu ex pareja;
  • Cuida tu salud y aspecto físico, tu autoestima necesita ayuda ahora;
  • Apúntate a algún curso o a algún gimnasio para conocer a nuevas personas y ampliar tu círculo;
  • Haz nuevas actividades o si puedes, cambia de aire una temporada (aunque sea sólo un fin de semana), te dará energía.

A menudo en estas situaciones se dicen tópicos como “mejor solo que mal acompañado”, “el mar está lleno de peces” , “tiempo al tiempo” etc, sin embargo, hay veces en las que la tristeza y el dolor no se solucionan sólo con el tiempo, sino que es necesario tomar un papel activo en el proceso de ruptura, en estos casos podría hacer falta la ayuda de un psicólogo.

En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada para superar la ruptura de pareja, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.

Comunicar a un menor la pérdida de un familiar

Comunicar a un menor la pérdida de un familiar o un ser querido.

En ocasiones comunicar a un menor la pérdida de un familiar es una tarea que puede resultar complicada. Tendemos a pensar que los niños no tienen conciencia de lo que sucede y que el paso del tiempo lo cura todo.

En otras ocasiones, para comunicar  a un menor la pérdida de un familiar, mandamos mensajes culturales que verdaderamente no ayudan a afrontar el duelo de una manera adecuada. Frase como “no llores, porque sino él/ella estará triste”,”tus hermanos se fijan en ti, no llores”, “tienes que ser fuerte” , pueden llegar a hacer que se sienta culpable o con vergüenza de sus propias emociones.

Para comunicar a un menor la pérdida de un familiar de manera adecuada tendremos que tener en cuenta la edad del menor:

  • Cuando el menor tiene de 3 a 6 años: podemos trasladarle y será capaz de comprender la idea de
    que no existe una sensibilidad después de la muerte, deberemos hablarle con un lenguaje claro y real
    (evitando usar metáforas o una información científica), usando ejemplos que ocurren en la naturaleza (plantas, animales, películas que ha visto).

 

  • Más adelante, desde los 6 hasta los 10 años:  con esta edad le podemos dejar participar en los rituales culturales que existen (si ellos quieren o lo expresan)  anticipándoles qué va a ocurrir en ellos, de nuevo debemos permitirles expresar sus emociones así como sus dudas y su curiosidad.
  • De  10 a 13 años: podemos hablar con ellos de los recuerdos y enseñar a valorarlos, compartir cómo nos sentimos y nuestras emociones, así como nuestras experiencias con otros fallecimientos.

También tenemos que tener en cuenta los derechos que tiene: a sus propias emociones y expresarlas, a preguntar todas las dudas que tenga y ser respondidas de manera sincera, a entender los motivos que han provocado el fallecimiento del ser querido, a las explosiones emocionales y a tener su propio ritmo para superarlo.

En Psicólogos Granada podemos ayudarte a gestionar esa comunicación y a gestionar las emociones del menor, ayudándole en el propio proceso de  duelo, pide cita.

 

 

Astenia primaveral, ansiedad y depresión

Astenia primaveral, ansiedad y depresión.

La astenia primaveral supone un cambio en nuestro organismo con la llegada de  una nueva estación, cambios de horario (se adelanta una hora), cambio de rutinas y hábitos debido a que anochece más tarde, cambios ambientales (luz solar, presión, temperatura…).

Todos estos cambios suponen un desequilibrio temporal en nuestro organismo que afecta a la producción de endorfinas (hormonas del bienestar), haciendo que  su producción se reduzca.

Sumado a esto, tener más horas de luz afecta a la segregación de melatonina (hormona reguladora  del sueño), por lo que puede producirse también una alteración en las horas y calidad de sueño.

Estos cambios pueden producir una serie de síntomas o sensaciones desagradables para muchas personas, especialmente niños y ancianos, sin embargo, es importante recalcar que éstos síntomas son temporales, es decir, el cuerpo se adapta en pocos días en la (mayoría de los casos) a las nuevas condiciones.

Síntomas: 
– Fatiga
– Cansancio
– Tristeza
– Irritabilidad
– Sueño
– Desmotivación
– Cefaleas
– Dificultad  para la atención y concentración
– Problemas digestivos


Ansiedad.

La ansiedad es una emoción, vivida como negativa por la mayoría de quienes lo sufren.
Cuando una persona siente un peligro inminente o una amenaza, su cuerpo responde con una serie de cambios fisiológicos preparándose para el ataque o la huida y ayudando a esa persona a sobrevivir.

El problema viene cuando esa respuesta es desproporcionada, es decir cuando interpreto un peligro (que no es real) y mi cuerpo responde de forma intensa (taquicardia, hiperventilación, tensión muscular, etc). Estos síntomas mantenidos en el tiempo pueden ir mermando y limitando a la persona, causando otros problemas como consecuencia de esa ansiedad mantenida (problemas digestivos, y cardíacos, alteraciones del sueño del apetito,etc).

En relación con la astenia primaveral, es bastante frecuente que las personas que sufren ansiedad puedan ver su problema acentuado temporalmente, pero no debe entenderse que ha empeorado o en el caso de estar tratándola, que el tratamiento no funciona, estos cambios  son temporales debido al cambio estacional.


Depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, caracterizado principalmente por la tristeza o el decaimiento del ánimo, pero además de ésta tristeza, acompaña  otra serie de síntomas:

– Falta de interés o placer en actividades que antes si resultaban placenteras y agradables (anhedonia).
– Falta de energía, cansancio
– Desmotivación
– Alteración del apetito y del sueño
– Enlentecimiento motor o agitación.
– Sensación de fracaso
– Pensamientos catastrofistas y negativos

 


Ansiedad, depresión y astenia primaveral.

Los trastornos del estado de ánimo y ansiedad presentan una alta tasa de comorbilidad, es decir, que es alta la probabilidad de que haya uno o más trastornos y enfermedades adicionales. La depresión y ansiedad son dos trastornos que van ligados en muchos casos.

Como comentábamos anteriormente, la llegada de la primavera acentúa los síntomas ansiosos en aquellas personas que lo sufren, pero aunque muchos de los síntomas de la ansiedad y la depresión sean similares a los de la astenia primaveral, no deben confundirse éstos conceptos, ya que en el caso de la astenia, se debe principalmente a las consecuencias del cambio estacional antes mencionadas, se trata de una cuestión adaptativa y temporal.

En GranadaPsicólogos podemos ayudarte a superar la ansiedad y la depresión, así como ayudarte con la astenia primaveral evitando complicaciones mayores en un futuro, pida cita.

 

¿Qué hacer con las conductas agresivas de los hijos?

¿Qué hacer con las conductas agresivas de los hijos?

En ocasiones observamos que nuestros hijos nos dan malas contestaciones cuando se le da una orden o cuando no le permite algo que tenía deseo de hacer. Estos hechos algunas veces son difíciles de manejar cuando el manejo de la frustración no es el adecuado aumentando en frecuencia y en intensidad.

Algunos niños pueden llegar a golpear objetos, a sus hermanos o familiares e incluso a pegarse a ellos mismos. Estas conductas pueden llegar a asustarnos y podemos no ser eficaces a las horas de controlarlas o incluso provocar que aumenten provocando otros problemas.

Estas conductas pueden estar provocadas por varias razones: una entrega de refuerzos y castigos que no es adecuada, aprendizaje en su entorno de esas conductas, una falta de control de la ira o los impulsos agresivos, depresión, hiperactividad o el afrontamiento de alguna situación complicada para el niño o la niña ( acoso escolar, muerte de un familiar, divorcios y separaciones…)

Dependiendo de la causa de la agresividad se actuará de una manera u otra pero resulta fundamental en cualquier caso ayudar a los padres a establecer una disciplina adecuada en la que no solamente tratemos de disminuir las conductas que nos parecen negativas sino potenciar todas las habilidades y el sentimiento de competencia del niño. Esto hará que se creen nuevas oportunidades de hacer que se sienta reconocido por sus conductas positivas y, a su vez, momentos que permitirán mejorar las relaciones familiares.

A su vez, en cualquier caso se debe dar al hijo pautas de educación emocional y del manejo de emociones así como de comunicación. Conocer  y gestionar lo que sentimos así como defender los derechos propios sin dañar los derechos de los demás es fundamental para establecer relaciones sanas con el resto de personas que están en nuestro entorno.

Desde Granada Psicólogos ofrecemos las pautas a familia e hijos para el manejo de las malas contestaciones y los impulsos agresivos, pide cita.

oferta-terapia-familiar

 

 

Educación para el divorcio

En la sociedad actual, el divorcio es una de las situaciones habituales en las familias. En el caso concreto de nuestro país algunos estudios sitúan a España como uno de los países de Europa con más divorcios, situándose con un 61% de rupturas de parejas en el quinto puesto.

Si no se tienen la educación adecuada el divorcio puede ser una situación traumática que hace que aumente el riesgo de problemas de conducta y/o emocionales. Recibir la información adecuada, reducir la incertidumbre a los hijos  y los propios padres de los pasos que sucederán será imprescindible para actuar correctamente y prevenir estas dificultades.

Con una psicoeducación personalizada en el caso podemos evitar implicar a los hijos en las discusiones y darles competencias o responsabilidades en el proceso que no le corresponde para su edad y posición.

Así establecemos una serie de pautas para adaptarse para poder hacer la transición  a las nuevas rutinas y formas de comunicación de manera pacífica, adquiriendo nuevos roles de manera fluida permitiendo la expresión de los más pequeños , de sus necesidades y sus incertidumbres.

En Psicólogos Granada, podemos ayudarte tanto con los problemas de conducta y emocionales derivados del divorcio como a prevenirlos, a través de una correcta educación para el divorcio, minimizando así los riesgos de que aparezcan dichos problemas, pide cita.

Fobia infantil

La fobia infantil, al igual que cualquier otro tipo de fobia en adultos, parte de un miedo intenso ante un estímulo en concreto. El miedo es una emoción que nos ayuda a sobrevivir en nuestro día a día, nos prepara para el ataque o la huida de aquellas situaciones que ponen en peligro nuestra existencia. Al ser una emoción es intensa, pero breve y transitoria.

Sin embargo, las fobias son trastornos de ansiedad debido a:

–       Ser una gran intensidad mantenido en el tiempo

–       Es un miedo irracional ante algo que representa poco o ningún peligro

–       Interfiere en el día a día de la persona, la persona deja de hacer lo que le gusta y no puede hacer tareas cotidianas (quedar con amigos, trabajo, estudio…)

–       Podemos llegar a tener ataques de ansiedad sintiendo un aumento de las palpitaciones, sudoración, temblores, dolor de estómago, escalofríos o una preocupación excesiva.

La persona con una fobia en muchas ocasiones reconoce que su miedo es absurdo, pero siente que no puede evitarlo.

Las fobias se adquieren por medio del aprendizaje por experiencias negativas, información que se escucha o experiencias de otros. Se puede tener fobia a prácticamente todo lo que nos rodea, entre las fobias más comunes encontramos:

  • Fobia social. Dificultades para relacionarse en la que por una excesiva timidez  se evitan situaciones sociales produciendo el aislamiento de la persona
  • Agorafobia. Miedo a los espacios cerrados o con grandes aglomeraciones.
  • Fobia a los animales: perros, gatos, pájaros, serpientes
  • Claustrofobia: miedo a los ascensores, al metro, al autobús, etc.
  • Fobia escolar: negándose a ir al colegio.
  • Miedo a la oscuridad , teniendo que dormir acompañado o con luces
  • Miedo a volar
  • Fobia a la sangre y fobia a las inyecciones
  • Miedo a las enfermedades
  • Miedo a atragantarse con la comida o con la propia saliva

El tratamiento a la persona con una fobia necesita de una gran empatía y del entrenamiento adecuado a los padres así como la exposición programada con las herramientas necesarias al estímulo fóbico.

En Psicólogos Granada tenemos experiencia en el tratamiento de las fobias, tanto fobias adultas como fobias infantiles, pide cita, podemos ayudarte.

Depresión infantil, tristeza, inseguridad, llanto.

Depresión infantil

La depresión no es únicamente cosa de los más mayores sino también puede afectar a nuestros hijos. Sin embargo, en muchas ocasiones no se observa de la misma manera que en los adultos.

Es habitual observar al niño con depresión como un niño agresivo o enfadado, que le falta energía y que deja de jugar o quiere dejar de ir al colegio, cambia su alimentación, bajan sus notas, no se concentra o tiene problemas para dormir o pesadillas. En otras ocasiones, lo que más  comunican son molestias físicas como “me duele la cabeza”, “me duele la tripa”…

Aunque en ocasiones puede no existir una causa concreta, es habitual que el niño deprimido se esté enfrentando a problemas con los compañeros, en la escuela o en la familia que no saben hacer frente de la manera adecuada.


Tristeza

Aunque la tristeza es una emoción humana y normal que nos debemos permitir, es importante entenderla y manejarla. Si nos culpabilizamos o prohibimos nuestras emociones, aparecerán como consecuencia la vergüenza y la culpa y, dificultaremos su manejo. Por ello es fundamental la educación emocional adecuada para evitar complicaciones.

También debemos diferenciar la tristeza de la depresión, mientras que la primera es breve y nos permite seguir con nuestra vida normal, el niño deprimido abandona las actividades de la vida diaria, tiene pensamientos negativos de uno mismo, del mundo que le rodea y del futuro, encontrándose apático y sin disfrutar de lo que le gustaba.


Inseguridad

La inseguridad por su parte está más relacionada con la autoestima del niño, con lo que siente que es capaz de conseguir y sobre su visión de sí mismo. La inseguridad puede mostrarse únicamente en un aspecto de su vida (estudios, amigos, familia…) o en todos.

Sin embargo, esta visión de si mismo juega en contra de sus objetivos pudiendo no expresar lo que necesita, intentando agradar a los demás todo el tiempo, o estando muy preocupado por la opinión ajena.


En Psicólogos Granada ofrecemos ayuda especializada para tratar la depresión infantil así como sus consecuencias, pida cita.

Suscríbete a nuestro boletín si quieres recibir más artículos como este.